Higos Secos

Los higos son unos de los frutos favoritos durante la temporada del otoño, pero, aunque nos encante no podemos disfrutar de ellos durante todo el año, sin embargo, existe una solución deliciosa para resolverlo y sigue siendo igual de nutritivo, estos son los llamados higos secos.

El higo seco se puede definir como el fruto de la higuera que ha sido desecado, esto se realiza cuando los higos maduros se someten a un proceso en el que se les elimina la humedad y su contenido de agua hasta secarlos.

Es de esta manera que surge una opción fantástica y exquisita para disfrutar de los higos por mucho más tiempo, pues podemos guardarlos en recipientes, logrando que duren mucho más.

Uno de los postres más populares en España que se elaboran con higos secos es conocido como el pan de higo, este consiste en mezclar higos secos machacados con almendras hasta formar una especie de pasta.

Cómo se secan los higos

El proceso más sencillo de cómo secar higos, por lo general, suele ser el que se utiliza para recolectar los higos destinados para el consumo propio, ya que el usado para los que se comercializa es diferente.

Lo primero que debes hacer para preparar higos secos, es recogerlos del suelo en fincas, luego les escoges, separando los que están completamente secos de los que todavía se encuentran algo blandos, igualmente se deben separar los que han sido picados por pájaros o están estropeados.

Lo siguiente por hacer es que los higos que se han escogido y se encuentren bien secos por el sol hay que escaldarlos con el fin de que se conserven sanos durante el invierno.

Sólo debemos preparar un gran envase con agua, le ponemos al fuego hasta que hierva y al estarlo añadimos los higos en pequeñas cantidades en el agua, estos deben estar durante 15 a 20 segundos antes de retirarles.

Tras sacarlos del agua se deben extender sobre una tela para que les dé el sol y eliminen el agua por completo. Seguramente has escuchado en este punto sobre los higos secos enharinados, bueno, a continuación, te explicaremos cómo hacer higos secos enharinados en este proceso.

Cuando estén totalmente secos se meten en una bolsa de tela al que se les pondrá algo de harina, no demasiada, es indispensable que muevan mucho la bolsa para que la harina se distribuya bien por todos lados, estos quedarán blanquecinos, se debe evitar que la harina les apelotone y listo, sólo debes guardarlos y disfrutar de ellos.

Propiedades de los higos secos

Se puede decir que los higos secos son el emblema de los países mediterráneos, incluso son indispensables para la dieta mediterránea, claro, siempre y cuando se consuman en pocas cantidades, pero esto se debe principalmente por las propiedades higos secos.

Entre los beneficios del higo seco podemos destacar su increíble aporte en fibra, puesto que por cada 100 gramos se obtienen 10 gramos de fibra. Los higos secos propiedades ayudan de un modo fantástico en el caso de tener estreñimiento y lo mejor de todo es que es un dulce natural.

Los higos secos tienen una particularidad, pues más que cualquier otra fruta, estos contienen más calcio, siendo una excelente fuente de hierro y potasio, por cada 100 gramos de higos secos son 100 gramos de calcio.

También destaca por su aporte en vitaminas, sobre todo las del grupo B, algo muy recomendable en el caso de padecer anemia, pues ayuda a fabricar glóbulos rojos. Son fáciles de digerir y muy nutritivos.

De igual manera se debe tener cuidado al momento de consumir higos secos, ya que al ser tan dulces estos tienen un alto nivel calórico, pero esto no es tan negativo, pues al ser nutricional su valor aumenta, incluso más que las calorías que tiene.

Por este motivo, se considera que, gracias a las propiedades del higo seco, quienes deben consumirle con prioridad son los deportistas, puesto que por cada 100 gramos obtenemos:

-Calorías (kcal): 255 calorías.

-Proteínas: 3,05 g.

-Hidratos de carbono: 65,35 g.

-Grasas: 1,17 g.

-Fibra: 12,2 g.

-Calcio: 144 mg.

-Hierro: 2,23 mg.

-Potasio: 712 mg.

-Magnesio: 59 mg.

-Fósforo: 68 mg.

-Manganeso: 0,39 mg.

-Sodio: 11 mg.

-Zinc: 0,51 mg.

-Vitamina A: 133 UI.

-Vitamina B1: 0,07 mg.

-Vitamina B2: 0,88 mg.

-Vitamina B3: 0,69 mg.

-Vitamina C: 0,8 mg.

Como mencionamos con anterioridad, es increíble el aporte que nos brindan los higos secos, pero como cualquier comida o bebida, no se puede abusar de su consumo, por lo tanto, se debe estar conocer cuántos higos secos se deben comer al día.

Si tenemos la suerte de poder consumir constantemente esta delicia durante el año y más en la temporada de otoño cuando están maduros y frescos, es estupendo, sino se puede optar por los higos secos.

Este alimento es altamente nutritivo, sabroso y saludable, sus contraindicaciones no suelen ser muy fuertes, sin embargo, si hablamos de la cantidad adecuada para consumir a diario, lo ideal es consumir un puñado de más o menos treinta gramos de higos secos, así podrás disfrutar de todos sus beneficios sin tener que excederse.